En el Mediterráneo crece y vive un alga llamada Posidonia. Ella cubre los fondos del mar creando un ecosistema imprescindible para la vida submarina. En ella se cobijan peces, crustáceos y toda clase de especies que allí habitan. Afortunadamente en Menorca sus aguas cristalinas permiten observar el baile de las posidonias al compás de las mareas, ver como se mecen suaves y rítmicas en el completo silencio blanquecino del fondo marino. En su suave balanceo el sol baña sus hojas haciéndolas que brillen como si de una valiosa joya se tratase, decorada con pequeños peces que se afanan por seguir el ritmo de sus gráciles compañeras de baile… Este espectáculo natural me inspira ternura, respeto, ilusión y fantasía; imagino un mundo bajo el mar donde todo es posible, donde las sirenas nadan con sus crías adornadas por collares de posidonias y peces de colores que acompañan sus largos viajes por el largo y ancho mar.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en el siguiente enlace para mayor información. Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies